El presidente de Chile, Sebastián Piñera, convocó este viernes, 27 de diciembre, a través de un decreto supremo a participar el 26 de abril de 2020 en un plebiscito considerado histórico para decidir si se cambia la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Este paso dado por el Presidente sería una respuesta positiva a uno de los reclamos del movimiento social que se mantenía en la calle protestando por derechos a una mejor calidad de vida.

“Quiero convocar con mucha alegría y entusiasmo a todos nuestros compatriotas a participar del plebiscito que tendremos el 26 de abril del 2020”, anunció el mandatario, quien asumió el poder en marzo de 2018.

Te puede interesar: https://www.lapiragua.co/grupo-extrema-derecha-brasileno-se-atribuye-ataque-a-productora-que-presento-un-jesus-gay/internacional/

Piñera promulgó el lunes la ley que permite convocar un plebiscito para decidir si se cambia la Constitución heredada de la dictadura (1973-1990), tras un histórico acuerdo político en respuesta a la crisis social que estalló el 18 de octubre y que se salda con 26 muertos.

En la consulta, los chilenos deberán responder dos preguntas: si quieren o no una nueva Constitución y qué tipo de órgano debería redactar esa nueva Carta Magna.

El mandatario indicó que la Constitución debe ser el gran marco de unidad y de estabilidad para la sociedad, “porque las sociedades tienen legítimas diferencias”. “Pero las sociedades civilizadas las resuelven dentro del marco de la Constitución y no fuera”, dijo al insistir en la importancia de votar.