Perdió un testículo tras ser golpeado por un policía en medio de una manifestación

Un ingeniero franco-español de 26 años, que tomaba fotos durante una manifestación en París, Francia, el jueves, 19 de enero, contra la reforma de las pensiones, perdió un testículo tras ser golpeado por un policía con una porra, informó su abogada.

En imágenes que circulan en las redes sociales se ve a un policía que le da un golpe con una porra en la entrepierna a un hombre que sostiene una cámara. El hombre yacía en el suelo tras haber sido derribado por otro agente, según su testimonio.

La abogada del joven dijo que interpuso una querella por violencia intencional. “Es un delito penal, no se trata de legítima defensa o de necesidad, quiero como prueba las imágenes que tenemos y el hecho de que no fuera detenido después”, precisó la letrada Lucie Simon. “Fue un golpe tan fuerte que tuvieron que amputarle un testículo. Un acto violento y gratuito que roza el sadismo”, agregó la abogada del ingeniero, que sigue hospitalizado.

La Policía pidió que “se esclarezcan las circunstancias exactas del incidente reportado”, precisando que los hechos se produjeron “en un contexto de extrema violencia en el marco de una maniobra de la policía para detener a individuos violentos”. El portavoz del gobierno, Olivier Véran, expresó su “empatía” hacia el joven y subrayó la “necesidad de entender las condiciones en las cuales se realizó esta intervención”.

El ingeniero que perdió un testículo y que reside en la isla de Guadalupe, un territorio francés en el Caribe, “todavía está en estado de conmoción, no deja de preguntar por qué” fue herido. “Él no representaba ninguna amenaza, siente incomprensión, conmoción e ira ya que va a sufrir consecuencias que son irreversibles”, destacaron.