El abogado Diego Cadena, amigo cercano del senador Álvaro Uribe, busca que el periodista Daniel Coronell rinda explicaciones ante la justicia norteamericana por el supuesto complot judicial para vincular a Uribe en la Corte Suprema de Justicia por manipulación de testigos contra el senador Iván Cepeda.

Cadena alega que Coronell es residente en Estados Unidos y que sus columnas han sido escritas desde ese país y utilizando sus servidores. Además, el jurista ha estado recorriendo las cárceles de Estados Unidos tratando de encontrar exparamilitares extraditados que rindan testimonio sobre este caso.

Esta semana, un reconocido abogado del Estado Florida, Bruce Rogow, envió por e-mail una carta dirigida al periodista en la que señala que en varias de sus columnas publicadas en la revista semana han difamado a Cadena y este supuesto hecho es procesable según las leyes de Florida.

De acuerdo a Rogow, dos columnas en particular presuntamente señalan a Cadena de ejercer presión para obtener falsas declaraciones de Juan Carlos “El Tuso” Sierra (capo colado en el proceso de las AUC) y de Germán Monsalve (testigo clave en el caso por paramilitarismo contra Santiago Uribe, hermano del expresidente) forman parte de un “esfuerzo continuado para distorsionar la verdad y causar daño a la reputación de Diego Cadena”.

Lo que buscan es hacer que Coronell se retracte en su columna de Semana a riesgo de una demanda por difamación.

Al respecto, el comunicador manifestó que esto es una acción “sin fundamento” para silenciarlo y aseguró que no ha calumniado a Diego Cadena ni Abelardo De la Espriella. “Así como he resistido amenazas, campañas de desprestigio y persecuciones económicas en Colombia, esto también lo voy a resistir”, sostuvo.