Por: J. J. Rubiano
895 válvulas ilícitas en los ductos de transporte de hidrocarburos en todo el país, han sido retiradas por Ecopetrol en lo que va corrido entre los meses de enero a agosto del presente año, siendo el promedio de tres por día.
«La tendencia de instalación de válvulas ilícitas viene en aumento si se tiene en cuenta que con corte al mismo lapso de 2019 se detectaron cerca de 747 conexiones ilegales en los oleoductos y poliductos», explicó la empresa.
De acuerdo con las cifras que maneja la empresa en el presente año ya se registra un hurto de 2.500 barriles diarios de hidrocarburos en promedio, de los cuales 2.439 corresponden a crudo, la mayoría del cual proviene del oleoducto Caño Limón-Coveñas.
De acuerdo con la empresa, los oleoductos más afectados son Transandino (OTA), en el cual se han encontrado 706 perforaciones ilegales, la mayoría en los municipios de Tumaco, Ricaurte y Barbacoas, en Nariño, y el Caño Limón – Coveñas con 27 válvulas ilícitas, la mayoría en los municipios de Tibú y El Tarra en Norte de Santander.
Según Ecopetrol, en lo corrido del año, en las líneas de gas o de crudo de los pozos se contabilizan 106 conexiones ilegales, las cuales se suman a las 789 ocurridas sobre líneas de transporte de Cenit.