El vaticano informó a través de un comunicado que el Papa Francisco aprobó la beatificación de Cayetano Giménez Martín y quince laicos y sacerdotes de Granada que fueron asesinados durante la Guerra Civil española (1936-1939), donde sufrieron  un “martirio” por “odio de la Fe”.

Al ser reconocido mártires, investigación diocesana que inició el 1 de julio de 1999, no han necesitado ningún milagro, sino el parecer favorable de los miembros de la Congregación para las Causas de los Santos.

El papa Francisco aprobó el decreto que reconoce las «virtudes heroicas», primer paso para la beatificación de la monja carmelita Ana de Lobera Torres, discípula de Santa Teresa de Jesús, que a su muerte continuó su obra.

Te puede interesar: Peso chileno llega a mínimo histórico en medio de una crisis inédita 

El vaticano explicó que “venerable Siervo de Dios es el título que se da a una persona muerta a la que se reconoce «haber vivido las virtudes de manera heroica”.

Como lo ha explicado la iglesia, el camino hacia la santidad tiene varias etapas: la primera es ser declarado venerable siervo de Dios, la segunda beato y la tercera santo.