Durante la mañana de este sábado, 3 de octubre, se llevó a cabo una mesa de debates e ideas con la participación de reconocidos políticos colombianos, quienes debatieron sobre el ‘Panorama y Perspectiva Política” de cara a la elección presidencial 2022.

El primero en exponer su punto de vista en el debate organizado por Unidad Democrática, fue el exgobernador de Nariño, Camilo Romero, quien indicó que para lograr una homogeneidad para una candidatura presencial es necesaria la unidad de los partidos de Centro-Izquierda.

Romero indicó que esos partidos están en la obligación de interpretar la voluntad de la ciudadanía que merece respuestas con un gobierno abierto y una economía colaborativa que haga reformas como la de un nuevo pacto fiscal para una buena gobernabilidad.

“Yo no he anunciado precandidatura”, refirió el ex gobernador, quien además apuntó que “cuenten conmigo para sumar, no para restar. Seguro 2022 será la gran oportunidad de derrotar un modelo de poder que nos ha llevado a la desigualdad y la violencia permanente. El objetivo es claro: Ganarle al viejo poder, tenemos que reiniciar el país”, acotó.

Antonio Sanguino

Otro en tomar la palabra, fue el senador Antonio Sanguino, del partido Alianza Verde, quien de manera tajante dijo que “tenemos la oportunidad de generar el cambio, somos sobrevivientes de la violencia y con la fuerza alternativa lograremos la transformación del país”.

Sanguino basó su discurso en los puntos que hay que enfrentar para derrotar al actual gobierno, apuntando que “para lograr una nueva alternativa que gobierne al país se estarán enfrentando a un pacto autoritario, al proyecto uribista que lleva 20 años y que ha ganado todas las elecciones presidenciales,  salvo la reelección de Juan Manuel Santos y el plebiscito por la paz”.

“Así su mentor esté recluido en detención domiciliaria, aun así es un proyecto que respalda la sociedad colombiana y tiene vocación de mantenerse en el poder y ese es el peligro al  que debemos enfrentarnos”, dijo Sanguino.

El senador dijo que no se pueden caer en los errores del pasado y que es la hora de comprender que en el 2018 estaba en riesgo la paz y ahora en el 2022 está en riesgo la democracia.

Necesitamos un cambio, un rumbo en la nación, unas manos distintas para gobernarlas y que nos señalen un verdadero rumbo distinto de quienes han gobernado a Colombia”.

Sanguino dijo que la Alianza Verde ha tomado la decisión de construir una candidatura presidencial, donde se encuentra su nombre junto a otros cuatros compañeros.

“Vamos a arrancar un largo proyecto y un método que nos permita tener un candidato de los verdes en la presidencia. Queremos construir un proyecto de cambio para lograr un bloque histórico que la sociedad colombiana reclama”.

A pesar de que la Alianza Verde tendrá candidato, Sanguino precisó que ponen al servicio su corriente ideológica para lograr una coalición del progresismo colombiano que ofrezca una ruta para lograr un candidato unitario.

Sanguino sostuvo que en marzo del 2022 se realizará la consulta popular para elegir candidato unitario.

“Si no logramos consenso en primera vuelta, para segunda vuelta debemos estar todos apegados a un candidato,  no está permitido que nadie vaya a ver ballenas o a convocar el voto en blanco”, expresó Sanguino.

Gustavo Petro

En el debate de ideas y de aportes para la consolidación de un candidato también participó el senador y ex candidato presidencial Gustavo Petro, quien indicó que el bloque histórico es un proceso político social que debe ir apoyado de las fuerzas sociales que se mantienen en constante movimiento.

“Lo primero que debemos hacer es abandonar la tesis que lo que vivimos es  un problema solo de políticos. No hay políticos sin sociedad, y esa sociedad política busca representación en diferentes ámbitos que salen a las calles en busca de reivindicaciones”, argumentó Petro.

Petro precisó que a diferencia del 2018 hoy el pueblo le tiene miedo a la violencia que, según el senador, “es el objetivo del uribismo para seguir perpetrandose en el poder”.

El senador fue enfático al precisar que no está de acuerdo con las dos consultas separadas en 2022 porque, a su juicio, se estaría cometiendo el mismo error de 2018.

El ya candidato presidencial por Colombia Humana propuso la realización de una consulta con todos los candidatos y posteriormente luego del que resulte elegido, construir el bloque histórico unificado para salvar la democracia en Colombia.

“Que el partido verde no entre en una encerrona que los termine alejando del candidato que gane una elección de primera vuelta”, manifestó Petro en medio de su intervención.

El ex candidato presidencial dijo que lo ideal sería buscar esa unidad antes de ir a la primera vuelta, para tener un candidato consolidado que “pueda tumbar del poder la incapacidad de un gobierno que puede derivar en un golpe dictatorial o la superación democrática que depende de nosotros mismos, de la movilización del pueblo que puede profundizarse este año”.

“La idea es tener un acuerdo programático y si alguien, que no sea yo, puede lograr ese acuerdo para apoyar al candidato que resulte electo en una elección donde participen todos los aspirantes, eso se hará valer”, dijo Petro.

Iván Cepeda

En el debate también participó el senador Iván Cepeda, quien acotó que se sentiría representado en la presidencia por cualquiera de los políticos que lo antecedieron.

Antes de expresar su punto de vista sobre la escogencia de candidato presidencial, dio a conocer que las FARC en su comparecencia ante la JEP dijeron que asumirán su responsabilidad en la participación de los magnicidios que cometieron, entre los que mencionaron el de Álvaro Gómez y el del general Fernando Reyes.

Cepeda analizando el panorama de cara a la elección presidencial en 2022 sostuvo que “estamos antes una hegemonía que se ha mantenido el poder, pero en este instante andan con una crisis moral, una derrota moral porque no han podido acabar con el acuerdo de paz”.

El senador dijo que el desafío que tienen los sectores progresistas es renunciar “al romanticismo” de pensar que se pueden lograr todos los cambios históricos que se requieren en un mismo momento.

Acotó que la izquierda y el progresismo deben reflexionar y acelerar los ritmos, pero de manera inmediata porque, desde su punto de vista, se está acabando el tiempo.

Cepeda dijo que es el momento de sentarse a hablar con los sectores militares y económicos para realizar un compromiso sólido.

“Necesitamos crear un diálogo sólido con la nueva ciudadanía que son las fuerzas del cambio, pero solas no pueden generar ese cambio. Necesitamos construir una relación donde esas fuerzas tengan representatividad en ese bloque histórico que se busca”, argumentó.

Apuntó que lo ocurrido en 2018 es un manual que dice que no se pueden repetir las cosas porque se puede repetir un costo histórico. Además dijo que la tarea es que no se consoliden esos bloques por separado que se están construyendo.