Pablo Armero salió de la cárcel en la noche de este miércoles

FOTO: ARCHIVO EL TIEMPOarmer

 

El futbolista colombiano se encontraba detenido desde el lunes por violencia doméstica.

 

 

El colombiano deberá presentarse periódicamente ante la justicia norteamericana.

 
Este miércoles, en horas de la noche, Pablo Armero salió de la cárcel en la que se encontraba
recluido en Miami, tras ser juzgado por agresión doméstica a su esposa, a quien le cortó el
cabello a la fuerza el pasado lunes, luego de que ella se reusara a tener relaciones sexuales
con el futbolista.

 

 

El colombiano recibió una orden de alejamiento de la madre de sus dos hijos, María Elena
Bazán, y le fijaron una fianza de 1.500 dólares, según el canal local ‘CBS’. La víctima aseguró
a la policía que este incidente hace parte de un historial de violencia doméstica por parte del
futbolista, que no fue convocado por el técnico José Pékerman para la Copa América
Centenario que arranca este viernes con el partido entre Estados Unidos y Colombia.

 

 

Policías acudieron al Hotel Metropolitan alertados por varias quejas de huéspedes debido al
escándalo registrado en una de las habitaciones. Según el reporte de la Policía, en otra de las
habitaciones estaban sus dos hijos acompañados de otro adulto. Los agentes dijeron en su
informe que “encontraron cabello humano en el suelo del cuarto de hotel” y a una mujer “sin
parte de su cabello” que, mientras lloraba, les aseguró que había sido atacada por el defensa,
de 29 años.

 

 

El exjugador de Palmeiras y Flamengo brasileños y Nápoles y Milán italianos tomó una
cortadora de cabello y, tras someter a su mujer, le cortó parte del mismo, según el informe
policial. Según los investigadores, Armero señaló que él y su esposa estuvieron de copas y
que cuando llegaron al hotel ella le pidió que le cortara el cabello, versión que desmintió Bazán.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.