Los crímenes continúan latentes en el país sin importar la situación que se vive por la pandemia. En esta ocasión la víctima mortal fue Deimer Alberto Lucas Lora, un joven de 16 años de edad, quien era hijo del gobernador indígena del Bagre, Bajo Cauca antioqueño.

Se conoció que el joven se dirigía con unos amigos a bañarse a un río cuando fue interceptado  por varios hombres armados cerca a la comunidad indígena Zenú Luis Cano. Allí, al menor le dispararon en reiteradas ocasiones, dejándolo sin vida en el sitio.

Ante este crimen, se pronunció el Consejo de Gobierno Mayor de la Organización Indígena de Antioquia, el cual indicó que la víctima no tenía amenazas de ningún tipo, al igual que sus parientes.

“Hacemos un llamado urgente para que se investiguen los posibles móviles del crimen”, expresaron desde el Consejo.

Como se recordará, este homicidio se suma a los perpetrados contra los esposos indígenas Fredy Güetio Zambrano, de 51 años de edad, exgobernador; y su esposa Reina Mera.