Tal y como lo hicieron durante su campaña y como harán posesión del cargo, el gobernador electo de Córdoba, Orlando Benítez, y el alcalde electo de Montería, Carlos Ordosgoitia, recibieron de forma conjunta la bendición de Dios, durante la misa de acción de gracias realizada la mañana de este martes, 31 de diciembre, en la catedral San Jerónimo de Montería.

Cada uno en compañía de sus familiares y allegados, pero además del pueblo cordobés que les brindó su respaldo, llegaron a la eucaristía cargados de agradecimientos a Dios por las peticiones concedidas, y ratificaron su compromiso de devolver tanto al departamento como a la capital el apoyo que obtuvieron el pasado 27 de octubre.

Lea también: https://www.lapiragua.co/tras-firma-de-decreto-el-porte-de-armas-queda-suspendido-en-colombia-nuevamente-hasta-diciembre-de-2020/nacional/

Ramón Alberto Rolón, obispo de Montería, quien ofició la misa, pidió a quienes harán posesión de su cargo este 1 de enero, “que resplandezca la transparencia de ustedes los gobernantes y que nos quiten el chaleco y estigma de la corrupción”.

“Ustedes que están ungidos por el bautismo y hoy por el voto popular tienen una unción especial, la palabra del pueblo que es la palabra de Dios”.