Luego de que la Defensoría del Pueblo hablara en su alerta temprana 005 de 2020, de la creación de un nuevo frente denominado Bajo Sinú, el coronel de la Policía de Córdoba, Jairo Baquero Puentes, indicó que las organizaciones criminales que operan en el departamento, están cambiando de nombre con el objetivo de despistar o evadir las acciones de la autoridad.

“Los delincuentes utilizan estrategias para evadir la acción de la justicia, ellos han decidido rotar a sus comandantes para distraer las acciones de la fuerza pública”, indicó Baquero, al resaltar que el objetivo de los cabecillas es deslegitimar las acciones de la Policía, por lo que sentenció que las filas a su cargo “no lo vamos a permitir y trabajaremos para neutralizarlos”.

El coronel explicó que la subestructura Jesús Úsuga cambió su nombre a Javier Yépez, mientras que la Juan Francisco Peñata hizo lo propio por Uldar Cardona Rueda, ambos, nombres de delincuentes que resultaron neutralizados por la autoridad y que –como lo dijo el vocero- “los quieren convertir en héroes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí