El alcalde de la ciudad de Montería, Carlos Ordosgoitia, participó este jueves, 27 de agosto, en el programa Prevención y Acción, conducido todos los días por el presidente Iván Duque, donde detalló las estrategias implementadas en el municipio, el cual es considerado la primera localidad del país con baja ocupación en camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El mandatario municipal indicó que los resultados han sido posibles gracias a la estrategia del Programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible (PRASS) en conjunto de con el plan S.O.S. en Salud, el cual fue diagnosticado en su campaña electoral, cuando los ciudadanos expresaban su preocupación en el tema de salud.

Ordosgoitia resaltó la ardua labor mancomunada que viene realizando la ESE Vida Sinú con el apoyo de las EPS de la municipalidad, las cuales diariamente se desplegan en los barrios llevando atención casa a casa para detectar los posibles casos Covid-19.

La máxima autoridad de Montería precisó que a la fecha sólo hay una ocupación del 39% en camas UCI, cifra que descendió considerablemente en comparación a varias semanas anteriores, cuando el municipio había entrado en colapso por la alta ocupación en UCI.

El alcalde le explicó al presidente que llevando atención médica casa a casa han podido atender a más de 11 mil personas con prueba de tamizaje. Así mismo, indicó que atendieron más de 6 mil llamadas de ciudadanos que pedían atención.

La atención en salud que se desbordó en las calles fue el factor que permitió controlar el pico epidemiológico, el cual comenzó el 4 de julio cuando detectaron la alta ocupación en camas UCI, y en menos de dos semanas lograron controlar lo acelerado de la pandemia, manifestó el mandatario municpal.

Ordosgoitia reiteró que todos estos avances en materia de salud van a permitir entrar en la segunda fase de reapertura económica, la cual estará equilibrada con el objetivo de salvar vidas y el empleo.

El alcalde recordó que a partir del 1 de septiembre entrarán en funcionamiento rutas aéreas; el transporte intermunicipal y de manera gradual serán abiertos 25 restaurantes, 12 gimnasios y 12 iglesias, bajo las medidas de bioseguridad.

En el municipio se mantendrá la medida de ‘Pico y Cédula’ para los supermercados y bancos, por lo que se abre el compas para la circulación de las personas que tendrán la responsabilidad del autocuidado.