La organización no gubernamental colombiana “Red Humanitaria” pidió auxilio para más de 500 venezolanos que se concentran en la población de Pamplona, en el Departamento Norte de Santander.

Los migrantes llegaron, a mediados de la semana, a la ciudad caminando largos trayectos desde Venezuela, por los pasos ilegales de la frontera venezolana con Cúcuta y pasaron la noche en la calle, a la intemperie, durmiendo sobre pedazos de cartón.

Juana Rico, representante de la organización, condenó la falta de apoyo de los organismos internacionales, asegurando que no reciben ningún tipo de ayuda económica.

“¿Dónde están los millones de dólares donados a la cooperación internacional para atender emergencias humanitarias? Porque los únicos que estamos en la ruta de los caminantes y dando comida somos los puntos de la red”, dijo Rico.

Otra de las voluntarias, Vanessa Peláez, detalló que entre los migrantes se cuentan 260 mujeres jóvenes, que viajaron con sus hijos, muchos de ellos menores de 6 años.

Peláez lamentó que los niños tengan que pasar noches en la calle, expuestos al frío y a la lluvia, mientras las autoridades permanecen indiferentes.

“¿Quién vela por los derechos de estos niños? Lo único que les interesa es que esta gente no habite en las vías, que no transiten por el municipio. No entienden que el hambre no espera y que la única opción de estos venezolanos es caminar por una mejor vida”, manifestó Peláez.

Prometieron ayudar

Tras el llamado de Red Humanitaria, se conformó una reunión en la que participaron el Secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, Víctor Bautista, el Secretario de Gobierno de Norte de Santander Juan Felipe Corzo, y el alcalde de Pamplona Humberto Pisciotti Quintero.

Allí, los funcionarios prometieron elaborar una ruta humanitaria que permita atender a los migrantes que llegan a la ciudad.

“Haremos un plan especial, diseñado por Gestión de Riesgo, que será apoyado por la Gobernación, el Gobierno Nacional y la Cooperación Internacional, para hacer una gestión migratoria adecuada”, dijeron los reunidos en un comunicado de prensa.

Igualmente, prometieron habilitar lugares de “tránsito” donde los caminantes puedan encontrar la atención necesaria para facilitar la llegada a su destino.

Además, implementarán planes de protección y vigilancia y un Comité de Trata de Personas, tras recibir denuncias de hechos de trata de personas con migrantes venezolanos.