El costo de la comercialización de energía eléctrica, que es uno de los componentes del valor del kilovatio hora, subirá desde el 1 de enero en la Costa Caribe.

La información surge, tras conocerse la expedición del Decreto 1231 del Ministerio de Minas y Energía.

El Minminas había indicado en un proyecto de decreto que el ajuste en el componente de comercialización (costo base) sería de hasta un 20% y que al valor del riesgo de cartera aprobado se le adicionará un 3%.

El alza del 20% en la comercialización (C) no implicaría que la tarifa final suba en este mismo porcentaje, ya que es uno de los componente del costo unitario (CU), que es el valor del kilovatio hora. Los otros componentes son generación (G), transmisión (T), distribución (D), pérdidas (PR) y restricciones (R).

Se calcula que el peso de la comercialización en la región es de un 14,7% en el valor del kilovatio hora que consume el usuario.

De acuerdo con el Minminas, el incremento esperado por este concepto “no será significativo”, pues se espera que se difiera en los 5 años de vigencia del régimen.

Actualmente el costo del kilovatio hora en la región Caribe está en $553,19 y el componente de comercialización tiene un costo de $76,56. Como el decreto y la futura resolución de la CREG plantea incrementar el costo de la comercialización en un 20%, este aumento sería de $15,32 en el precio del kilovatio hora.

Con ese incremento de $15,32, en un consumo de 200 kWh al mes se incrementa la energía en $3.334, y entre mayor sea consumo más subirá.

El Gobierno espera que se aplique la opción tarifaria que permite a las empresas diferir el aumento en un determinado periodo de tiempo, pero la misma debe ser solicitada por las mismas empresas, en este caso CaribeMar y CaribeSol.

Con la comercialización se reconocen los costos variables relacionados con la lectura de medidores, expedición y entrega de facturas, atención de peticiones, quejas y reclamos de las compañías prestadoras del servicio.

El régimen transitorio especial en materia tarifaria para la Costa Caribe fue aprobado en el marco del Plan Nacional de Desarrollo que permite al Gobierno nacional establecer reglas especiales tarifarias, para distribución y comercialización de energía.

Establece que la variación de las tarifas para la región debe ser al menos igual a la del promedio nacional, según inversiones realizadas, el cumplimiento de metas de calidad y reducción de pérdidas.

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) deberá actualizar los cargos particulares de comercialización como ya lo hizo con los de distribución (Resolución 010 de 2020). El nuevo régimen debe entrar en vigencia el 1 de enero de 2021 y su vigencia es de 5 años.

Congresistas atentos

Ante este escenario, los congresistas de la Costa se reunirán para solicitarle al Gobierno que derogue ese decreto que autoriza a las nuevas operadoras a hacer decretos.

Muchos de ellos han manifestado que no permitirán el aumento de un solo peso, hasta que el servicio mejores, tal cual lo ha exigido el pueblo de los departamentos de la Costa que han vivido bajo reiterado problemas con la empresa saliente, Electricaribe.