John Spencer, uno de los líderes e investigadores de esta misión, explicó que “la superficie de este mundo es muy suave y de color rojo oscuro”


Con una extensión de 36 kilómetros, Arrokoth se convirtió en el nuevo pequeño mundo, al ser descubierto por una sonda robótica de New Horizons, que es una misión espacial no tripulada de la Agencia Espacial Estadounidense, destinada a explorar Plutón, sus satélites y asteroides del cinturón de Kuiper.

Precisamente en el cinturón de Kuiper, se encuentra este nuevo mundo, ubicado a 6.000 millones de kilómetros de la Tierra. Según datos publicados este viernes por la NASA, Arrokoth está conformado por dos esferas unidas “por un estrecho cuello”.

Se supo también que este descubrimiento, cuyo nombre significa “cielo”, tiene una temperatura máxima en verano de 200 grados bajo cero, y esto se debe a que recibe muy poca luz solar.

John Spencer, uno de los líderes e investigadores de esta misión, explicó que “la superficie de este mundo es muy suave y de color rojo oscuro. Apenas hay colinas bajas y muy pocos cráteres de impacto. La fuerza de gravedad es tan baja, unas 1.000 veces menor que en la Tierra, que si saltases fuerte podrías volar de la superficie y salir al espacio”.

Se conoció además, que Arrokoth se formó hace más de 4.000 millones de años, justo cuando se estaba formando el Sistema Solar, y se cree que ha permanecido intacto desde entonces, pues según lo visto por la sonda que se acercó hasta más o menos 3.500 kilómetros de distancia, tiene muy pocos cráteres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí