El gobernador informó del caso


Ocho jóvenes fueron masacrados por desconocidos en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, tan solo días después de que cinco adolescentes fueran asesinados en otra matanza en Cali, principal ciudad del suroeste del país.

La denuncia la hizo el gobernador de Nariño, Jhon Rojas, quien señaló en sus redes sociales que una «incursión de hombres armados» en una zona rural del municipio de Samaniego dejó «nueve personas asesinadas y otras heridas». 

El hecho ocurrió a las 10:30 de la noche del sábado, pero fue confirmado la madrugada de este domingo. Aunque en un principio se habló de 9 muertos en un mismo ataque, después se aclaró que fueron 8 en la masacre y uno más en una situación aparte. De los occisos se sabe que tenían edades entre los 22 y 29 años.