El Instituto Nacional de la Salud (INS) sigue muy de cerca los casos de quemados con pólvora y hasta tempranas horas de la mañana de este lunes, 16 de diciembre, totalizaban un registro de 247 personas quemadas que, según las cuentas, no supera los casos reseñados durante 2018.

El viceministro de salud, Iván González,  y Marta Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud (INS), advirtieron sobre tres riesgos centrales en las fiestas y, sobretodo, a partir del 16 de diciembre cuando empiezan las novenas: la pólvora, el alcohol ilegal y manejar bajo los efectos de licor.

Los expertos en materia de salud hicieron un llamado de conciencia a todos los padres de familia para que manipulen con precaución los explosivos y que mantengan a los niños alejados de esta modalidad de fuegos artificiales que son muy comunes en la época decembrina.

Ospina dijo que el 1, el 8 y el 16 de diciembre son fechas cruciales y muy notorias cuando de quemados se habla por lo que alertó sobre un aumento casi nulo en la totalidad de quemados con pólvora en lo que va del registro de 2019.