Durante la tarde de este miércoles, 27 de enero, el Tribunal Superior de Bogotá rechazó la tutela interpuesta por la parte defensora de Álvaro Uribe Vélez, por el caso de manipulación de testigos, con la cual pretendían quitarle al expresidente la calidad de imputado.

La defensa argumentaba que a Uribe se le vulneró el derecho fundamental al debido proceso y a la defensa, tras determinar que él pasó por una imputación de cargos que le impuso un juez una vez su caso salió de la Corte Suprema de Justicia y pasó a la justicia ordinaria.

En el fallo se lee lo siguiente: “Declarar improcedente el amparo de los derechos fundamentales al debido proceso y defensa invocados por el señor ÁLVARO URIBE VÉLEZ, de conformidad con lo expuesto en la parte motiva de esta providencia”.

Así mismo, el alto tribunal señaló que de no ser impugnada la presente decisión, se enviarán las diligencias a la Corte Constitucional para su eventual revisión.

Sobre este recurso judicial, ya se había pronunciado el senador Iván Cepeda, quien figura como víctima en este proceso, y dijo que la acción de tutela era improcedente, pues busca que se declare una nulidad de lo actuado ante la Corte Suprema de Justicia, corregir vacíos de su defensa como la no presentación oportuna de recursos previstos en el ordenamiento jurídico.

En noviembre de 2020, un juzgado de conocimiento confirmó la libertad del expresidente, pero dejó en firme la imputación de la justicia por el proceso que avanza en su contra por el presunto soborno de testigos, y bajo esa calidad de ‘imputado’ Uribe seguirá su proceso en la justicia ordinaria.