La Superintendencia de Salud reiteró este jueves que bajo ninguna circunstancia las EPS Emdisalud, SaludVida y Cruz Blanca, que próximamente serán liquidadas, podrán dejar de brindar atención a sus afiliados hasta la fecha que se estableció como límite para operar, es decir, el 31 de octubre.

El superintendente Fabio Aristizabal expresó: “El agente liquidador verificará, dará continuidad, entregará medicamentos a los usuarios de estas EPS hasta el 31 de octubre, a partir del 1 de noviembre las EPS receptoras se van a encargar de estos usuarios”.

Cabe recordar que serán unos dos millones de usuarios los que serán trasladados a otras entidades prestadoras de salud tras su liquidación. El caso más reciente es el de la EPS SaludVida que atiende más 90 mil usuarios en Córdoba.