Margarita Cabello Blanco, ministra de Justicia y del Derecho, aseguró en Medellín que la cartera que preside avanza en la Reforma a la Justicia, la cual, reiteró, se apoyará en un acto legislativo y en una ley estatutaria.

“Seguimos trabajando arduamente en la Reforma a la Justicia que necesita el país. Seguimos impulsando acuerdos con el Congreso, la Rama Judicial y el Ejecutivo”, manifestó durante una charla cumplida este lunes en el auditorio de la Universidad Pontificia Bolivariana de la capital antioqueña que tuvo como tema central dicha reforma.

La alta funcionaria confirmó que con las altas cortes se trabaja en un acto legislativo que se aplicará a la cúpula de la justicia y que no contendrá muchos artículos.

“En cambio en la ley estatutaria -que construiremos por etapas- trabajaremos asuntos como  la administración del gobierno de la Rama Judicial, la carrera judicial, el régimen disciplinario, los beneficios sociales para empleados y funcionarios de la Rama y la estructura orgánica de la misma. Son muchas áreas, por lo que si presentamos una única y gran reforma y esta se cae, se caería todo”, afirmó la Ministra, quien recordó que ya son muchos los gobiernos que han intentado sin éxito sacar adelante una reforma judicial efectiva. 

“Así las cosas, un ministro de Justicia debe tener mucho cuidado, ser muy responsable y presentar el proyecto de reforma sólo cuando esté seguro de que en los puntos mínimos existe por lo menos algún tipo de consenso”, añadió.

La titular de la cartera de Justicia reiteró lo que ha venido manifestando hace años: que la Reforma tiene que contar con la participación de la Rama Judicial. “A nadie le gusta que el vecino se meta en las reglas de su casa, que le diga cómo educar sus hijos. Eso molesta”, indicó al señalar que se viene trabajando muy duro con las altas cortes y que solo restan las últimas reuniones con sus representantes.