Por: J.J. Rubiano

La conciliación entre Empresas Públicas de Medellín (EPM) por $9,9 billones con los constructores, diseñadores y aseguradores de Hidroituango, que contaron con la mediación de la Procuraduría General de la Nación por la crisis generada en la construcción del proyecto, fue suspendida.

Así lo informó el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien en su cuenta de Twitter escribió: “Proceso de conciliación con contratistas de Hidroituango ha concluido sin éxito. Por tal razón EPM avanzará en la demanda por 9,9 billones de pesos contra la brasilera Camargo Correa, Conconcreto, Coninsa-Ramón H, Integral-Solingral e Ingetec-Sedic”.

Según se conoció los contratistas no quisieron conciliar y por tanto EPM formalizará la demanda contra estos.

Ahora se espera que los abogados de EPM notifíquen al tribunal el fracaso de la conciliación para proceder por la vía legal