Fernando Carrillo, procurador general de la nación, mostró su preocupación sobre la reparación de las víctimas que a su juicio no han recibido el apoyo necesario de los gobernantes como un objetivo de políticas públicas ejecutado desde hace ocho años.

Carrillo dijo que es necesario saber qué pasa en las mesas departamentales, cuál ha sido el presupuesto destinado para las referidas víctimas que se han visto desplazadas porque no han sido tomadas en cuentas.

El vocero indicó qué es necesario una investigación exhaustiva en este caso antes que se vayan los gobernantes de cara a las elecciones convocadas para el próximo 27 de octubre, para que rindan cuenta de su gestión ante este punto del Estado.

El Procurador dijo que mediante el análisis de las estadísticas pudo constatar que las víctimas atendidas en 2018 no corresponde con las del 2019, debido a que los números están por debajo.

Según su informe, de los 8 millones que deben ser reparados tan solo un 12% ha recibido el beneficio del programa, mientras que el restante ha quedado en el olvido.