En el marco del tema de la reforma tributaria, que se ha tomado el ambito noticioso nacional, en el Congreso de la República ha surgido la propuesta de que las iglesias comiencen a estar obligadas a pagar impuestos, dado que con su contribución se obtendrían 1.8 billones de pesos al año.

Así lo explicó la representante a la Cámara Katherine Miranda, quien indicó que dicho recaudo evitaría que con la reforma que plantea el Gobierno, se vea afectada la clase media.

«Desde la Alianza Verde nos opondremos tajantemente a la propuesta del Gobierno que pretende que las personas naturales con ingresos superiores a dos millones y medio de pesos, empiecen a pagar el impuesto de renta. Esto claramente demuestra un desconocimiento total frente a la realidad que viven millones de colombianos»,sostuvo la congresista.

Miranda fue enfática en afirmar que su propuesta demuestra que hay opciones para una reforma tributaria, «sin meterle la mano al bolsillo a la clase media».

Esta semana el Gobierno presentará el proyecto de reforma en el Capitolio, para ser debatido por los legisladores.