Por: J. J. Rubiano
El Representante a la Cámara, Carlos Ardila, radicó ante el Consejo de Estado una demanda de nulidad por inconstitucional contra el Decreto 380 de 2021 expedido por el Gobierno Nacional que autorizaría el regreso de la aspersión aérea con glifosato en Colombia. El Congresista advierte que el Gobierno Nacional está cometiendo una grave violación a la Constitución Política y la Ley.
En la demanda se solicita como pretensión principal que el Decreto en mención sea declarado nulo en su totalidad, por no tener el Presidente de la República la competencia para reglamentar, sin la expedición previa de una Ley de la República, los mecanismos de protección y reivindicación de derechos individuales y colectivos que pudieran ser vulnerados con ocasión de la aspersión aérea de herbicidas en la lucha contra los cultivos ilícitos y con ello ir en contravía de lo estipulado en los artículos 4, 89, 150 numerales 8 y 23, y 189 de la Constitución Política. Igualmente, resulta en su integridad violatorio del derecho fundamental a la consulta previa.
De acuerdo con el congresista, el Decreto es inconstitucional porque estaría reglamentando directamente una sentencia judicial de la Corte Constitucional y no una Ley de la República, y ello desconoce el sistema de fuentes del derecho establecido por la Constitución Política.
Advierte que el Decreto igualmente vulnera el principio de reserva legal, no permite la participación efectiva de la ciudadanía en la elaboración de los informes en salud y medio ambiente que deberán formular las autoridades correspondientes, y viola el principio de independencia y separación de poderes, y la competencia del Congreso de la República para expedir las leyes.
Finalmente, señala que el Decreto no es claro al determinar la manera en que se aplicará el principio de precaución y da a entender que aún en presencia de riesgos o sospecha razonable de riesgos excesivos a la salud, de cualquier modo, se podrá seguir asperjando y realizando la actividad riesgosa.