La Comision Nacional de Genero de la Rama Judicial y Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, celebraran el Día Mundial de la Mujer marzo 16 2012 FOTO GUILLERMO TORRES SEMANA


Por: J. J. Rubiano
En momentos como los que vivió Tuluá la noche del 25 de mayo solo llega a la mente de los colombianos el holocausto del que fue víctima la justicia hace 35 años y rememora la petición del inmolado magistrado Alfonso Reyes Echandía: «Que cese el horror».
Así se inicia el comunicado a la opinión pública emitido por el Consejo Superior de la judicatura, para repudiar las acciones en contra del palacio de justicia de Tuluá en el Valle.
El comunicado señala además que:
La Corporación condena los hechos que terminaron con el incendio del Palacio de Justicia “Lisandro Martínez Zúñiga” de Tuluá, Valle del Cauca, considerado monumento arquitectónico de la ciudad, que albergaba veintidós despachos judiciales y se suma a los hechos vandálicos sucedidos en otras sedes judiciales del país, donde se ha puesto en peligro la vida e integridad de los servidores.
La destrucción de expedientes y el ataque sistemático a la justicia no puede ser un fin, pues obstaculiza el propósito de construir una sociedad más justa, más aún cuando los jueces son los garantes de los derechos fundamentales de los ciudadanos. ¡La prioridad es la vida y la justicia!
La Corporación envía un mensaje de solidaridad, apoyo y reconocimiento a los servidores judiciales, que están realizando responsablemente su labor, a pesar de las circunstancias de pandemia y de violencia que enfrentan en sus regiones.
Estamos seguros que el mejor camino para reconocer la diferencia es el diálogo. No queremos tener más este sentimiento de impotencia y tristeza, no solo por el ataque a la justicia, sino a institucionalidad del país.