Por: J. J. Rubiano
La Procuraduría General de la Nación pidió al Ministerio de Salud y Protección Social precisar el alcance de la Resolución 777 de 2021 que plantea las condiciones y medidas para la reactivación de diferentes sectores, y de ser necesario, realizar ajustes y complementar lo correspondiente para evitar errores en su implementación o situaciones que puedan poner en riesgo la vida de los colombianos.
Ante el sostenido crecimiento en la cifra de contagios de COVID-19, y el alarmante reporte de muertes diarias, que supera los 500 fallecidos, el Ministerio Público advierte que no hay claridad sobre la implementación del denominado “Índice de Resiliencia Epidemiológica Territorial” como fuente para la reactivación económica y social en las ciudades y departamentos, con base en las capacidades del sistema de salud -infraestructura y diagnóstico-, determinación de la población susceptible y, por supuesto, el avance de la vacunación. En el mismo sentido, la nueva normatividad relacionada con las medidas para el control sanitario a los viajeros que ingresen al territorio nacional por vía aérea.
Así mismo la Procuraduría General de la Nación hizo un llamado a los mandatarios territoriales a reforzar las medidas para proteger la vida, salud e integridad de los ciudadanos; fortalecer la capacidad instalada de infraestructura para la atención de la demanda hospitalaria de servicios; garantizar la suficiencia del talento humano en salud, equipos, medicamentos, insumos médicos y elementos de protección personal; y disponer de los recursos necesarios para la atención ambulatoria que disminuya la presión de los servicios en las Instituciones Prestadoras de Salud, en el ámbito hospitalario.
El ente de control pidió ampliar los servicios de extensión hospitalaria y recuperar las capacidades para la vigilancia epidemiológica, como medida de mitigación del contagio y ruptura de las cadenas de transmisión del virus.
A las empresas responsables del aseguramiento, le solicitó realizar el diagnóstico y seguimiento oportuno y continuo a los casos confirmados de la infección por COVID-19, de acuerdo con los lineamientos y orientaciones de la autoridad sanitaria.