A través una carta, el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, solicitó al presidente Iván Duque que las elecciones de directores de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) fueran aplazadas hasta después de los venideros comicios del 27 de octubre.

De acuerdo con Carrillo, el motivo es que «las condiciones adecuadas para unos comicios con plena transparencia electoral exigen blindar el proceso de posibles influencias desorientadoras, tanto en candidatos como en electores, así como disipar dudas sobre acuerdos clientelares que pudieran enrarecer y distorsionar el libre ejercicio de la actividad política proselitista».

En el mensaje, el procurador también pide que se establezcan los criterios básicos relacionados a cronogramas y estándares de transparencia que deban tener en cuenta los Consejos Directivos de las CAR para esas elecciones.

Además, hizo un llamado para que se adopten medidas que garanticen la escogencia de los directores de manera independiente y sin interferencia y se implementen prácticas como el establecimiento de procesos en línea, abiertos al escrutinio ciudadano y ágiles en la recepción y evaluación de denuncia sobre posibles irregularidades.

Finalmente informó que ejercerá vigilancia en el proceso de elecciones de los directores de las CAR mediante un equipo especializado.