Luego de que Ernesto Macías se hiciera sentir por su denominada ‘jugadita’ que protagonizó el pasado 20 de julio ante el Congreso, la Procuraduría General de la Nación citó al expresidente de la institución  por el presunto incumplimiento del Estatuto de la Oposición.

Según explica la Procuraduría, Macías no permitió que durante la instalación del periodo legislativo 2019-2020, un representante de la oposición hiciera su intervención tras el discurso del presidente Iván Duque.

Este accionar es considerado como una violación a las normas que regulan los derechos de la oposición que es calificado por la Procuraduría como “grave a título de dolo por el conocimiento y la voluntad de una presunta violación de los principios a la igualdad, imparcialidad, a la participación política efectiva y el pluralismo político, y a la moralidad”.

En las investigaciones, la Procuraduría sostiene como pruebas los audios donde Macías aparentemente confiesa su plan para no dejar hablar al representante de la oposición y los expedientes con las referidas denuncias.