En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica Cafam en Bogotá, murió este 26 de enero, Julio Roberto Gómez, dirigente sindical de la Confederación General de Trabajadores (CGT), quien llevaba un mes luchando contra la COVID-19. 

La noticia fue confirmada por la oficina de prensa de la CGT y ha generado conmoción en muchos sectores del país, incluso el presidente Iván Duque se pronunció al respecto y envió palabras de condolencia a su familia, no sin antes destacar lo que fue su labor en pro de la clase trabajadora. 

“Expreso mi dolor por el fallecimiento de Julio Roberto Gomez, presidente de @CGTCol. Fui su amigo y admiré su lucha por el bienestar de los trabajadores. Forjamos consensos y nos respetamos en el disenso. Mi solidaridad a su familia, y los acompañamos en esta dolorosa situación”, trinó el mandatario. 

El estado de salud de Gómez se complicó en sobremanera, toda vez que él padecía de enfermedades preexistentes como la diabetes. 

En la CGT, Julio Roberto Gómez, consolidó una carrera que cumplió 30 años; en esta agremiación fue su cara visible en las mesas de concertación por el salario mínimo, así como intentó una fallida carrera política cuando, precisamente, se lanzó a la Asamblea Nacional Constituyente, ente al que no pudo ingresar al ‘quemarse’ por cinco mil votos.