Tras conocerse hace pocas horas sobre la declaratoria de muerte cerebral de Lucas Villa, los políticos han comenzado a pronunciarse para exigir justicia en este caso que mantiene en conmoción a toda Colombia.

Una de las primeras en alzar la voz ha sido la senadora Angélica Lozano, quien a través de su cuenta en la red social Twitter exigió justicia al considerar el caso como un crimen que no puede quedar impune.

«Lucas es la antítesis de la narrativa de que quien marcha destruye. Al contrario, representa el arte, la alegría y creatividad como la que tienen la inmensa mayoría de los jóvenes que se expresan para transformar. Exigimos justicia ante este crimen», trinó la experimentada política.

Tambien se pronunció la representante Ángela María Robledo, quien envío un abrazo de «país» a los parientes de Villa y además cuestionó el accionar de la Fiscalía, la cual no ha emitido información sobre quién disparó.

«Muchos/as nos aferrábamos al regreso de Lucas Villa, pero dolorosamente se acaba de confirmar que tiene muerte cerebral. Para su familia un abrazo de país. 5 días y la @FiscaliaCol no nos ha dicho quién le disparó. #ParoNacional10M», manifestó Robledo.

Wilson Arias, senador de la República, uso sus redes sociales para afirmar de manera tajante que «el Estado mató a Villa».

El congresista tuiteó lo siguiente: «Lucas Villa, Lucas nuestro, Lucas de Cali de Pereira, ¡de todo el país! Por siempre presente, presente, presente. Qué pelado tan lindo, lleno de tanta energía y el Estado lo mato. #ParoNacional10M»