El hecho se registró en Cali

Gentil Velasco, exige que le expliquen por qué no lo dejaron despedirse del pequeño Anderson Estiven, quien murió por una enfermedad que padecía desde que nació.

Según se conoció por el padre, el menor llegó a urgencias del Hospital Carlos Holmes Trujillo de Cali, el pasado miércoles, por una crisis del problema cardiorespiratorio que tuvo toda su vida.

“El niño tiene una enfermedad desde que nació, sufría del corazón. Le hicieron como 6 cirugías en la Clínica Valle de Lili. Él ya venía con problemas respiratorios, los doctores me habían dicho que en cualquier momento podía fallecer de un paro respiratorio”, expresó el padre.

Según el padre, este pidió que le entregaran el cuerpo, pero se lo negaron porque le dijeron que el niño era sospechoso de estar contagiado de la Covid-19 y por tanto debía ser cremado.

 “Nos sacaron como unos perros de la clínica, y por encima mío y sin firmar nada lo fueron cremando. ¡¿Cómo es posible que nos hayan entregado solo las cenizas, cuando desde el principio se sabía que él no estaba contagiado?!”, indicó.

Cabe mencionar, que un video del senador Carlos Abraham Jiménez en el que varias familias relatan casos similares. El congresista aseguró que la motivación es económica: “Hay un incentivo perverso por la bolsa para atender a estos pacientes, pues por cada paciente en cama normal se pagan 10 millones de pesos y por cada paciente en UCI, 30 millones”.

Ante esto, según expresó César Prieto, presidente del Colegio Médico del Valle, en  Caracol Radio, todo se trata de un negocio. “Los manejos de las UCI son más facturados por las EPS al sistema de salud, y se desconoce cómo se han inflado esas cifras para hacer una facturación y tener una buena ganancia”.

Por su parte, la Secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, manifestó que “Es un absurdo pensar que subimos, cedamos y ponemos un respirador a una persona que clínicamente a través de las tomografías y los exámenes no lo requiera. Estamos cuidando la presencia de personas en cama, tratando de guardarlas para un número importante de personas que en la medida que esto vaya pasando, vamos a necesitar cada vez más porque van a ser más las personas que están gravemente enfermas”.