En las últimas horas se dio a conocer la orden de arresto en contra de Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga, por no garantizar agua potable en una vereda conocida como Villa Carmelo.

La orden de arresto consta de tres días y una multa cercana a los cuatro millones, luego que Cárdenas allá incurrido presuntamente en desacato a una acción de tutela.

El proceso sostiene que la alcaldía no garantizó el agua potable en este sector, lo que llevó al juez 12 administrativo de Bucaramanga a afirmar que se presentó negligencia por parte del municipio del año 2018 cuando varios afectados interpusieron a demanda.

Lo habitantes piden que se les garantice como mínimo 50 litros de agua diario por persona y afirman que vienen sufriendo hace muchos años por el mal servicio.

Por su parte, voceros de la administración municipal afirman que el alcalde se encuentra con su equipo jurídico revisando la decisión expedida por el juzgado, con el fin de dar una respuesta oportuna.