El Sistema de Naciones Unidas en Colombia condenó la violencia en las manifestaciones e insistió que toda acción de la fuerza pública debe proteger y respetar los derechos humanos.

“Resalta la importancia que las protestas se realicen de manera pacífica y condena cualquier tipo de acción violenta, incluidos violencia sexual, actos contra la infraestructura y todos aquellos que vulneren los derechos humanos”, se indicó en un comunicado.

La ONU pidió, además que las autoridades garanticen la protesta pacífica. Condenó, además, cualquier acción violenta como agresiones sexuales, ataques a la infraestructura.

“(La ONU) Llama a garantizar el libre acceso a insumos alimentarios básicos, la Misión Médica y misiones humanitarias para la población que requiere asistencia en medio de la pandemia. El Sistema de las Naciones Unidas continuará apoyando los esfuerzos en esta dirección”, indicó.

El Sistema de Naciones Unidas celebró los acercamientos entre el Gobierno Nacional y los manifestantes y pidió que “estos se lleven a cabo de manera inclusiva y con vistas a obtener resultados concretos que puedan brindar una solución pacífica”.