La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios publicó un informe en el que revela una cruda realidad que sigue presentándose en todo el territorio nacional: los desplazamientos masivos.

De acuerdo con el documento, sólo en diciembre de 2020 hubo 11 emergencias humanitarias en el país asociadas con este flagelo debido a las amenazas a la población civil por parte de grupos armados y desastres naturales. Esto dejó un total de 12.246 personas desplazadas de cinco departamento del país (Antioquia, Cauca, Chocó, Meta y Nariño) por alguna de estas dos emergencias.

La ONU reporta 1.535 personas afectadas en cinco eventos diferentes en diciembre por amenazas de las guerrillas, mientras que por desastres naturales, 6.050 personas resultaron afectadas por coletazos o impactos directos de los huracanes ETA e Iota, y por el fenómeno de la Niña. 

Indígenas y afros

Pero un detalle relevante da cuenta de la vulnerabilidad de las comunidades étnicas, las cuales constituyen el 75% de los casos registrados mientras que el 25% restantes lo conforman afrocolombianos. Mientras que en el tema de sexo y edad, el 25 % de los desplazados fueron mujeres, 21 % hombres, 29 % niños y 24 % niñas. 

En todo 2020, 25.366 personas fueron víctimas de desplazamiento forzado en Colombia en 94 eventos distintos.