Por derrumbes en zonas inestables y de alta pendiente, los municipios de San Roque, Caicedo, Dabeiba, Alejandría, El Carmen de Viboral, San Carlos, Betania, Betulia y Caldas (Antioquia) están en alerta roja. En el corregimiento Bolombolo de Venecia, suroeste del departamento, 120 familias permanecen albergadas luego del desbordamiento del río Cauca.

El director del Departamento de Gestión del Riesgo de Antioquia (Dagran), Jaime Gómez Zapata, confirmó que este mes hay mayor riesgo en el departamento por las lluvias. Las regiones del Nordeste, Urabá y Suroeste, son las más afectadas. Hay riesgo también por crecientes súbitas.

«Tuvimos una donación de cien carpas pequeñas con capacidad para tres personas más o menos, también tenemos carpas grandes, mismas que estaban instaladas lo que nos permitió reaccionar de manera inmediata a la emergencia», dijo. 

Por su parte, el alcalde Venecia, Óscar Sánchez, dijo que las 120 familias que permanecen albergadas están recibiendo asistencia humanitaria. Además, se instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU) para la recepción de víveres y elementos nuevos para los damnificados.

Las autoridades locales insistieron en que requiere la reubicación definitiva de cien familias para evitar que estas emergencias se repitan. Se avanza en la búsqueda de un lote y se deberá negociar directamente con los propietarios de las casas. Hace ocho años se reubicaron 230 hogares por una situación similar.

Cabe mencionar que en Antioquia otros 77 municipios están en alerta por derrumbes e inundaciones. Además, siete principales afluentes, entre ellos el San Juan, Murrí y Murindó, están en alerta roja por altos niveles en sus caudales, por lo que requieren de un monitoreo constante.