En distintos departamentos de Colombia, un sinnúmero de denuncias se han hecho a través de redes sociales, por parte de personas que afirman que aún presentando otras patologías, al ingresar a los hospitales son hechos pasar por pacientes COVID-19, sin siquiera haberles realizado la prueba.

Esto ha hecho que la comunidad sienta temor de acudir al médico, y prefieran curar sus dolencias o malestares generales, desde su casa.

Los casos más extremos se han presentado en los pacientes que una vez fallecidos han sido cremados, resultando posteriormente negativos para el coronavirus. Un ejemplo de esto se presentó hace poco más de 10 días, cuando un pequeño de cinco años con parálisis celebrar, murió y fue incinerado de inmediato, razón por la que su madre al enterarse que no era paciente COVID19, denunció lo ocurrido e incluso aseguró que se trata «de un negocio» que hay en los centros de salud.

Lea también: «Están abusando»: el desgarrador relato de una madre cuyo hijo fue cremado sin saber si era o no paciente COVID-19

En Montería hasta la fecha, se han presentado dos casos similares, una mujer de la tercera edad y un menor, cuyos deudos elevaron también pronunciamientos para reclamar por lo que definieron como «cremación injustificada», pues enviaron los cadáveres a los hornos aún sin tener la certeza si se trataba de víctimas de la pandemia.