Por: J. J. Rubiano

El magistrado Eduardo Cifuentes Muñoz, presidente de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, aseguró que, frente a la reciente decisión de imputarle cargos a ocho miembros del antiguo Secretariado de las Farc-EP, “estamos frente a conductas reprochables que significan las máximas infracciones al Derecho Internacional Humanitario. Este es un punto trascendental de la decisión. No hubo errores por parte de las Farc-Ep, hubo crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad», afirmó.

 El magistrado Cifuentes resaltó que, con la providencia de la Sala de Reconocimiento, se inicia la producción de autos judiciales de fondo por parte de la JEP. “Vienen en camino autos semejantes a este que hoy conoce el país. Para llegar a este punto de emitir un auto de hechos y conductas se requiere haber iniciado una investigación muy seria y exhaustiva: se han consultado fuentes internas, fuentes externas, se han recibido versiones voluntarias, testimonios, informes de víctimas, se han recibido informes de la Fiscalía, de la Procuraduría, de los jueces ordinarios. Se han tenido que leer y entender miles de expedientes y de folios, por consiguiente, este es un trabajo arduo que, efectivamente, arroja un resultado que se considera suficiente para impulsar los estadios más importantes y trascendentales de los procedimientos ante la JEP», destacó Cifuentes.

En sus declaraciones, el presidente de la JEP también invitó al país a abrirse a la verdad por duro que parezca. “Si el país quiere una paz estable tiene que estar dispuesto a conocer la verdad y aceptar que decir la verdad es un gesto importante de reconciliación».

 Y agregó “esta Jurisdicción es la Jurisdicción de la verdad. Si hay un reconocimiento genuino se abre un camino de sanción propia que es sancionatoria en términos de justicia restaurativa y retributiva. Y si no lo hace, si este perpetrador asume entonces que tiene una presunción de inocencia, obviamente habrá que destruir esa presunción de inocencia en un juicio criminal, con todas las garantías, y podrá ser condenado hasta 20 años de prisión».

El Secretariado tiene responsabilidad por el crimen de lesa humanidad de privaciones graves de la libertad y el crimen de guerra de toma de rehenes. También de otros crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos en relación con los secuestros como homicidio, desaparición forzada, torturas, tratos crueles, violencia sexual y desplazamiento forzado.

 Este es el primer Auto de Determinación de Hechos y Conductas de la Jurisdicción, que es la antesala a la Resolución de Conclusiones y los juicios ante el Tribunal para la Paz. A esta decisión sobre el Secretariado se sumarán en el año otras decisiones en las que se determinará la responsabilidad de los mandos medios y los ejecutores directos.