En los centros urbanos donde existe alto riesgo para la integridad de las personas seguirán desplegadas las Fuerzas Militares, así lo anunció el presidente Iván Duque desde la Casa de Nariño.

“La asistencia militar está consagrada en la Constitución y la ley, y se mantendrá en coordinación con alcaldes y gobernadores hasta que cesen los hechos de grave alteración del orden público”, dijo.

Resaltó que como presidente de la República tiene la obligación de garantizar el derecho a la protesta, pero por encima de eso la seguridad de los colombianos. Así mismo añadió que la asistencia militar estará controlada por organismos constitucionales.

Finalmente, informó que se tomarán las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento, la movilidad, el derecho al trabajo y la seguridad e instó a la unidad y resiliencia.