La odisea que durante semanas han vivido al menos 800 migrantes varados en Necoclí-Antioquia, parece estar llegando a su fin, y es que este jueves, 4 de febrero, comenzaron a partir hacia Capurganá-Chocó para luego continuar hacia Estados Unidos. 

Así lo informó César Zuñiga, director de Gestión del Riesgo municipal, quien explicó que el proceso de evacuación de todas estas personas que han estado viviendo en carpas, tardará al menos tres días, ya que por temas de bioseguridad y distanciamiento social, no  pueden salir a la vez en grandes cantidades. 

«Ya empezaron a despachar sin ningún contratiempo. Todo está coordinado y organizado, yo creo que todos terminarán de salir entre hoy y mañana, pues están sacando lanchas de manera continua. Es una buena noticia, ya no vamos a tener esa aglomeración de personas para poder prevenir más contagios de coronavirus», precisó. 

La migración se está dando en lanchas con capacidad para 40 personas, y las primeras familias en surtir el proceso, son las que tienen menores de edad, que según el estudio hecho por Migración Colombia, son 100. 

La mayoría de los migrantes son provenientes de Haití, Camerún y Senegal, y quedaron atrapados en Colombia producto del cierre de fronteras en el marco de las medidas establecidas por la pandemia COVID-19.