“Las víctimas de la violencia y los defensores de Derechos Humanos son una prioridad”. Así lo manifestó el presidente Iván Duque, durante su intervención en la apertura del del Segmento de Alto Nivel del 46° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU). 

A pesar de las cifras violentas que hay en Colombia con relación a los asesinatos y persecuciones de líderes sociales y firmantes del acuerdo de paz, el mandatario nacional destacó que su administración ha venido impulsando y adelantado estrategias y políticas sociales, en pro de su protección.

«El 53% de los casos verificados por la oficina de la Alta Comisionada Michelle Bachelet, tiene avances en esclarecimiento y el 49% de los protegidos del país son líderes sociales o defensores de derechos humanos”, manifestó con respecto a los homicidios que se han estado presentando. 

Duque aseguró que para seguir beneficiando a las víctimas, se prorrogará por diez años la ley que busca repararlas, y también se seguirá avanzando en “la atención de las cerca de nueve millones de víctimas (…) proteger a los defensores de derechos humanos es fundamental para nosotros y por eso combatimos con empeño a los grupos armados ilegales, que son los principales perpetradores de crímenes contra ellos”.

De acuerdo con el mandatario en “Colombia soplan vientos de esperanza por cuenta de la implementación de la Política de Paz con Legalidad».