Por: J. J. Rubiano
Debido a que el Partido Comunista Colombiano demostró que sufrió hechos victimizantes durante el conflicto armado, que afectaron a 1.200 personas entre 1958 y 2016, la JEP acreditó a esta colectividad en el marco del caso 06: ‘Victimización de miembros de la Unión Patriótica (UP) por parte de agentes del Estado’.
La JEP reconoció que el Partido Comunista sufrió múltiples hechos victimizantes, entre ellos, los relatados en el informe entregado a la Sala de Reconocimiento, ‘Banderas Rojas en Vuelo Libertario’, en el que describen 100 casos representativos de la violencia contra esa colectividad y un universo de 1.200 víctimas en un período de 58 años.
En ese documento el partido político expone que durante más de cinco décadas “hubo más de 304 homicidios, 35 desapariciones forzadas, desplazamientos forzados en las tres regiones priorizadas (Meta, Magdalena Medio y Urabá), que buscaban desestructurar al Partido Comunista y la JUCO en el ámbito local, regional y nacional».
Los magistrados Catalina Díaz, de la Sala de Reconocimiento de Verdad, y Gustavo Salazar, de la Sección de Ausencia de Reconocimiento, relatores en el caso 06, concluyeron que el Partido Comunista deberá ser acreditado como víctima colectiva, “en atención a su militancia, simpatía, movilización o identidad compartida con la Unión Patriótica».
En la decisión, los magistrados aclararon que el caso 06 “no se dirige a esclarecer todo tipo de violencia política. En cambio, se centra en esclarecer los hechos cometidos en contra de la UP ‘como un movimiento amplio, pluralista y de convergencia democrática, en el que debían tener cabida todas las vertientes políticas y los sin partido'».
El reconocimiento otorgado como víctima colectiva le confiere al Partido Comunista Colombiano la posibilidad de obrar como interviniente especial dentro de todos los procesos que se realicen en el caso 06, lo que garantizará sus derechos a la justicia, a la verdad plena, a presentar y solicitar pruebas y a la asistencia jurídica y sicológica.