“Los países no pueden dejarse llevar por la demagogia; la demagogia arruinó a Venezuela”, afirmó este viernes el presidente Iván Duque, al intervenir en la Asamblea Nacional de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), realizada en Medellín, y durante la cual se celebraron los 75 años de su fundación.

El Mandatario explicó que la demagogia se define como “el discurso facilista del pan para hoy y hambre para mañana”, que facilita “buscar el aplauso inmediato a partir de la promoción de la lucha de clases y no del camino responsable de hacer la tarea y orientar al país, inclusive transitando por momentos dolorosos”.

De acuerdo con el Jefe de Estado, cuando hay iniciativas que buscan “el aplauso transitorio”, todos debemos tener la cabeza fría y entender que “se puede dar un debate sobre lo loable de los propósitos, pero cuando son inconvenientes es preferible no ganarse el aplauso y hacer lo correcto, por el bien de nuestra sociedad”.

“Eso es gobernar bien”, agregó el Presidente y reiteró que él no pretende ser un gobernante que busque aplausos transitorios.

“Yo prefiero el camino difícil, el camino de tener un debate transparente y claro en la separación de poderes, y también tener la capacidad de decirle a cualquier fuerza política que una política que propone no es conveniente para el futuro de nuestro país”, sostuvo.

Y concluyó que esa es la responsabilidad con la que está gobernando al país desde el momento en que asumió el primer cargo de la nación.