Por: J. J. Rubiano

El juzgado séptimo administrativo del circuito judicial de Bogotá, negó la tutela por medio de la cual se buscaba la reactivación de la recolección de firmas que se deben tener para la revocatorias de los mandatarios seccionales.

El juez séptimo de Bogotá, la consideró improcedente, ya que la suspensión por parte de la Registraduría es temporal y está acorde con las medidas para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo de la pandemia del Covid-19.

El abogado Julio Alberto Tarazona Navas interpuso una acción de tutela, buscando dejar sin efectos la suspensión que hizo la Registraduría, teniendo en cuenta la situación de salud por cuenta del COVID-19 del trámite de revocatorias de mandatos en el país.

Dentro de las peticiones, el abogado pedía la viabilidad para continuar con la entrega de formularios y recolección de firmas a los 58 comités de revocatoria de mandatos conformados en Colombia.

Lo que sí avaló fue la decisión de tener protocolos de bioseguridad para la recolección de firmas, que debe ser aprobado y concertado entre la Registraduría y el ministerio de Salud. 

También se deben revisar los picos de contagio en los municipios donde se iniciaron procesos de revocatorias.

Este protocolo debe estar listo para el momento en que la Registraduría permita reactivar los procesos de revocatoria de alcaldes y gobernadores en Colombia.