En una audiencia virtual que se extendió por cuatro horas, este miércoles, 19 de mayo, fue ratificada la absolución de Jessy Quintero y de Laura Moreno, en el caso de Luis Andrés Colmenares. 


Un juez del Tribunal Superior de Bogotá argumentó «duda razonable» para dejar en firme el fallo de primera instancia que se hizo en 2017. El togado a cargo indicó que en más de 10 años, no se ha podido validar ninguna de las versiones presentadas sobre la muerte de este joven estudiante. 


“La situación planteada a lo largo de esta providencia conduce a optar por el principio in dubio pro reo que implica ante la duda resolver en favor del acusado. Ello porque en últimas luego de analizar todas las incidencias y pruebas practicadas en juicio oral, condenar como lo reclaman los acusantes no es posible por cuanto el tribunal no alcanzó definitivamente un conocimiento más allá de toda duda, no solo respecto al delito de homicidio, sino la responsabilidad que le seguía con sustancia, tampoco desde luego sobre la inocencia de las acusadas”, sentenció el togado.

Recordemos que Laura Moreno estaba siendo investigada por el delito de homicidio agravado, mientras que Jessy Quintero por los delitos de falso testimonio y encubrimiento de homicidio. 


Ambas fueron las últimas personas que lo vieron con vida, antes de que fuera encontrado muerto en el caño El Virrey de Bogotá, luego de celebrar una fiesta de Halloween en una discoteca al norte de Bogotá, el 31 de octubre de 2010. 


Con su absolución quedan muchas dudas, sobre todo la de saber qué pasó realmente aquella noche, pues aunque la familia Colmenares asegura que a Luis Andrés lo asesinaron, para la justicia no hay claridad sobre los hechos, y las dos presuntas culpables, hoy terminaron absueltas.