La toma de muestras debe ser realizada únicamente por profesionales de la salud


El Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) alertó sobre la venta de pruebas rápidas para COVID-19 fraudulentas en el país, las cuales se ofrecen en redes sociales sin marcas de registro sanitario ni sello de importación.

De acuerdo con el Invima, la comercialización está fomentando que personal no autorizado esté realizando las pruebas.

Desde el pasado 15 de viene haciendo monitoreo de la publicidad ilegal que está circulando de ese producto considerando que las mismas no diagnostican ni confirman la COVID-19.

Destaca además la entidad que el procedimiento debe ser realizado por profesionales de la salud y, como tal, no son productos de venta libre y que las pruebas ofrecidas en Facebook, Instagram, Twitter y Pinterest, presuntamente, incumplen la normativa sanitaria vigente.