Por: J.J. Rubiano

El presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, José Félix Lafaurie R., le transmitió al gobierno el preocupante panorama que se cierne para el sector productor nacional de leche, en razón a las aceleradas importaciones y la posibilidad de su aumento vía extra-cupo; le propuso tomar algunas acciones, e indicó que desde ya se vislumbra un año muy difícil para el sector lechero colombiano si no se establecen acciones que contribuyan a su posicionamiento habida cuenta que en solo 5 años, por esta misma época, tendremos libre comercio con EE.UU.

Al hacer un análisis sobre el comportamiento que registró la tasa de cambio en 2020 –el cual consideró que de alguna manera protegió al sector lechero pese a que se importaron 74 mil toneladas–, señaló que enero inicia con una tasa de cambio de $3.432, que representa 7% menos que el registro anual de 2020, lo cual estimularán las importaciones y sin ningún problema se superarán en 2021 las 80 mil toneladas de leche y derivados lácteos importados, afectando a los productores del país, pero especialmente a los pequeños ganaderos.

En otras palabras, en 2021 se importarán más de 960 millones de litros de leche que le continuarán haciendo presión a la baja al precio que se le paga a nuestros productores, llevando a muchos a su ruina.

En la misma comunicación Lafaurie Rivera le planteó al ministro Zea diversas alternativas, las cuales el gremio ganadero tradicionalmente le ha expuesto al gobierno, que van desde la pulverización en épocas de mayor producción de leche para sustituir importaciones; mejorar el consumo de leche y derivados lácteos en estratos de bajo ingreso de la población con la creación de productos de bajo costo; e incluir en los menús de instituciones educativas públicas, FFAA y agencias del Estado, productos y derivados lácteos; así como incrementar exportaciones.