De acuerdo con Eisenhoward Dejanón Zapata, vocero del movimiento Nacional de Víctimas en Risaralda, los grupos al margen de la ley, como la guerrilla del ELN, estarían planeando solicitar al Gobierno Nacional que sus tropas también sean incluidas en los grupos de personas que serán vacunadas contra la Covid-19.

Según el vocero, los guerrilleros acudirían a la figura amparada por el Derecho Internacional Humanitario. Añadió, además, que para lograrlo la guerrilla podría llegar a un acuerdo de cese bilateral al fuego.

“En caso tal que los grupos alzados en armas en Colombia se amparen el Derecho Internacional Humanitario para pedir la vacuna de la Covid-19, el Gobierno Nacional tendría que buscar el mecanismo para inmunizar a las personas que permanecen en el monte, respetando así su derecho a la salud”, dijo Zapata.

La intención de la petición llega luego de que el presidente Iván Duque anunciara que el 20 de febrero empieza el Plan Nacional de Vacunación contra la Covid-19 tras la adquisición de millones de vacunas de diferentes laboratorios.