La ministra de Transporte, Ángela María Orozco , anunció desde Beijing que el Gobierno nacional no logró llegar a un acuerdo con las entidades financieras prestamistas del contrato de concesión ruta del Sol II.

De acuerdo con la funcionaria, el Tribunal Administrativo que dirime las diligencias entre la Agencia Nacional de infraestructura (ANI) y la concesionaria será la que decida cómo se pagarán finalmente las deudas que dejó este consorcio con terceros.

Orozco precisó que no se logró conciliar con los bancos para que renunciaran a los intereses de los créditos dados a la concesión, cuyos monto ascienden a 250 mil millones de pesos. Añadió que se trató de un proceso dentro del marco de un tribunal de arbitramento, en cuyo caso de haberse aprobado, pasaba a concepto previo de Procuraduría y luego a control de legalidad.

Como se recordará en los últimos días hubo polémica por este tema pues el Gobierno había anunciado que se encargaría de saldar la deuda por $1,2 billones mediante la adquisición de deuda pública.