Por: J.J. Rubiano

Para la primera convocatoria del programa Vivienda Social para el Campo del año 2021, el Ministerio de Vivienda aumentó los recursos de $161.000 millones a $270.540 millones, un incremento del 40% en el presupuesto de la convocatoria para atender a mayor número de regiones y hogares campesinos.

“Con este aumento podremos brindar una vivienda digna y segura a 5.800 hogares rurales, ubicados en 99 municipios, de 28 departamentos. De esta manera, tendremos un 2021 muy activo en construcción de vivienda rural y generación de empleo”, manifestó Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, quien destacó la amplia participación de gobernadores y alcaldes.

“Con el lanzamiento de la política, vino de la mano la primera gran convocatoria de vivienda rural. Más de 450 municipios participaron”, explicó el Ministro de Vivienda, durante la socialización de resultados.

Los 99 municipios beneficiados pertenecen a los siguientes departamentos: Chocó, Vaupés, Amazonas, Guaviare, Vichada, Caquetá, Putumayo, Córdoba, Sucre, Magdalena, La Guajira, Bolívar, Cauca, Cesar, Arauca, Nariño, Meta, Norte de Santander, Antioquia, Casanare, Tolima, Huila, Caldas, Risaralda, Santander, Cundinamarca, Boyacá y Valle del Cauca.

“La convocatoria fue un éxito en materia de intenciones de cofinanciación. Tuvimos más de 1,5 billones de pesos en intenciones de cofinanciar, que alcanzarían para más de 34 mil viviendas de interés social rural; ese es un punto muy por encima de lo que esperábamos en esta primera convocatoria y, por esa razón, decidimos aumentar la cofinanciación del Ministerio”, indicó el Viceministro de Vivienda, Carlos Ruiz.

El Viceministro informó, además, que se asignaron 200 viviendas nuevas al grupo de municipios con mayor puntaje en cada uno de los departamentos participantes. La construcción de las 5.800 viviendas nuevas apalancará inversiones por un total de $375.411 millones, de los cuales el 72% será aportado por el Ministerio y el 28% por los entes territoriales.

“La construcción de estas viviendas nuevas nos permitirá generar 16.200 empleos en el campo, 5.400 directos y 10.800 indirectos, aportando así a la reactivación de la economía del país y al desarrollo social de las regiones”, concluyó la Directora de Vivienda Rural, Saira Samur.

Ahora, los municipios beneficiados deben formalizar los convenios con el Ministerio y Fonvivienda; esta última será la entidad encargada de la ejecución del subsidio de vivienda de interés social rural.