El Gobierno Nacional designó una comisión para estudiar la posible reactivación de las actividades religiosas en el país, así lo confirmó la Conferencia Episcopal de Colombia.

A través de una carta, la CEC indicó que desde el pasado 20 de abril le pidieron al Gobierno la reactivación gradual del sector tomando todas las medidas de salud.

“En días pasados, el Gobierno designó una comisión para acompañar el proceso de estudio de la solicitud y de revisión de los protocolos propuestos, la cual, el 26 de mayo, entró en contacto con la presidencia de la Conferencia Episcopal de Colombia”, dice parte del comunicado.

Los religiosos señalaron que hicieron la solicitud porque -a su juicio- la “relación con Dios” no puede ser considerada “simplemente como una actividad social”.