Cuando fallece un pensionado o afiliado por vejez o invalidez, la persona que haya costeado todos los gastos fúnebres, de entierro o cremación según corresponda, puede solicitar un auxilio funerario, que es una prestación o reconocimiento económico.

El valor de este pago corresponde al monto de la última mesada recibida por el difunto, y este no puede ser inferior a cinco salarios mínimos vigentes, ni superior a 10 SLMV.

Cabe mencionar que cualquier persona sin necesidad de ser pariente, cónyuge o amigo del fallecido puede reclamar el auxilio si comprueba que se encargó de los gastos funerarios de la persona. Pero además, este no puede ser traspasado o usado por otra persona, es decir, no aplica para algún beneficiario del pensionado o afiliado, ya sea compañero(a) sentimental o hijos.

En el caso de Colpensiones, para gestionar el auxilio funerario debe reunir los siguientes documentos:

  • Formulario Único de Pensiones
  • Registro civil de defunción (No mayor a tres meses)
  • Cédula del solicitante
  • Factura original de la prestación del servicio fúnebre
  • Documento que acredite representación legal de personas jurídicas (Si corresponde)
  • Certificado de plan exequial
  • Contrato exequial

Si la solicitud se hace a través de un apoderado, tiene que anexar lo siguiente:

  • Fotocopia del documento de identidad del apoderado
  • Tarjeta profesional
  • Poder original con nota de presentación personal del poderdante ante notario o autoridad competente

Debe tener en cuenta que, si los gastos han sido pagados por algún seguro contratado previamente por la persona fallecida, no se podrá solicitar el auxilio funerario.